Se encuentra usted aquí

3 maneras fáciles en las que Mindfulness puede ayudar a tus hijos a manejar el estrés

Imagen de Dharmakirti
Enviado por Dharmakirti en Dom, 20/09/2015 - 14:08

niños

Mindfulness puede ayudar a tus hijos a manejar el estrés. 

¿Qué haces cuando tu hijo de 7 años se queja de manera consistente de que no puede dormirse porque hay muchas "cosas" en su cabeza? ¿O cuando tu hija de 4 años hiperventila cuando las cosas no van como ella quiere? Enseñarles sencillas técnicas de respiración mindfulness puede ayudar con estos dos escenarios tan comunes , así como con muchos otros.

Entonces, ¿qué es mindfulness exactamente.? Mindfulness es una manera de prestar atención a nuestra experiencia tal y como sucede sin juicio. En lugar de preocuparte por lo que ha pasado o lo que podría pasar, nos ayuda responder con propósito a lo que sea está sucediendo ahora mismo en el momento presente, lo mismo si es bueno que malo. El entrenamiento en mindfulness también incluye cómo aprender a respirar para reducir estrés y preocupación.

Nota del traductor: puedes aprender a gestionar tu propio estrés para empezar haciendo un curso de mindfulness para el estrés (o cualquier equivalente MBSR, MBCT o MBPM).

Pero ¿qué hay con tus hijos? Aún sin el constante bombardeo de ipods, ipads, teléfonos y TV, tus hijos se están enfrentando al estrés de manera creciente en la casa, en el aula y en el área de juego. Lo mismo si son exámenes, acoso, deportes competitivos, desempeño en las artes, problemas familiares, un horario sobrecargado, presión para desempeñarse o retos sociales y relacionales, nuestros hijos tienen en sus platos más que nunca antes, lo cual los lleva a sentirse ansiosos, estresados y posiblemente incluso deprimidos.

manos

 Puedes escuchar 3MA - 3 Minutos Amables en formato de audio:

Download:3ma64.mp3

 (...)

Las investigaciones están demostrando ahora que programas como este están ayudando a los niños a lidiar con el estrés, aprender de manera más efectiva, pensar más claramente, funcionar mejor y sentirse más calmados y menos ansiosos. También hay un programa para las edades de 7 a 11 años que yo espero aprender más tarde este año, aunque ya estoy usando las técnicas que se describen más abajo para mis chicos de 7 y 4 años. 

Entonces, además de apuntarles en un programa de mindfulness para niños o adolescentes, ¿qué puedes hacer para ayudar a tus hijos? Prueba estas tres técnicas:

Si no se pueden dormir porque tienen muchas "cosas" en su mente:

  1. Dile a tu hijo que es normal y que es la manera que tiene el cuerpo de procesar todo lo que ha pasado ese día.
  2. Pídeles que se tumben y respiren profundamente, asegurándose de que la exhalación es más larga que la inhalación. Una manera fácil de hacer esto es inhalar contando hasta 2 y exhalar contando hasta 4. 
  3. Invítalos a enfocarse en sus pies-¿se sienten pesados o ligeros? ¿Cálidos o frescos? ¿Tensos o relajados? Pídeles que imaginen que están respirando hacia sus pies. Despacio, ve enfocándote en cada parte del cuerpo, comenzando por los pies, los tobillos, piernas, rodillas, muslos, etc., todo el camino hacia arriba pasando por la barriga y el pecho, hacia los brazos, manos y dedos y finalmente hacia el cuello, la cara y la cabeza. 

Puedes guiarlos a través de esto por 5-10 minutos, dependiendo de la edad del niño. Si todavía son capaces de mantenerse enfocados, pídeles sentir como estan respirando con todo su cuerpo. (escuchar audio online: 3MM)

Si están hiperventilando ó entrando en pánico: 

  1. Pídeles que dejen de hacer lo que sea que están haciendo y si es posible, sentarse. 
  2. Mantén tu mano en la parte baja de su panza (ó ellos pueden poner ahí su propia mano) y pídeles que respiren hacia la mano. 
  3. Guíalos en su respiración para que inhalen contando 2 y exhalen contando 4. Mantén esto por tanto tiempo como ellos necesiten. También podrían hacer el ejercicio que sigue. 

En algún momento en que se sientan bien, explícales la ciencia del estrés y como puede ser contrarrestado con la respiración.  Los niños, como los adultos, responden extremadamente bien cuando entienden como funciona. De hecho, ¡creo este será el tópico de mi próximo blog!

Si están preocupados, se sienten enfadados, molestos o frustrados:

  1. Pídeles que paren por un momento y noten donde están sintiendo la preocupación ó el enfado en su cuerpo. ¿En la panza? ¿La garganta? ¿Las piernas?  ¿Sienten que están temblorosos, o contraídos, o sudorosos? 
  2. Entonces pídeles que se enfoquen en sus pies y cómo se sienten sobre el suelo-¿Pesados? ¿Sólidos? ¿Cálidos? Mantén el foco en sus pies, déjales que se anclen al suelo. 
  3. Ahora pídeles que se enfoquen en sentir su respiración. Dónde está yendo en su cuerpo, si es cálida o fresca, dónde hace que se mueva la panza y cómo se siente en su nariz, garganta y panza. Pídeles que sientan su cuerpo relajándose. Después de un momento, pregúntales si se sienten listos para tratar con el problema original. 

El entrenamiento en mindfulness obviamente incluye mucho más que sólo respirar. En particular, comprender cómo funciona la mente y cómo notar nuestros pensamientos nos da la opción, con la práctica, de parar lo patrones de pensamiento y la conversacion con uno mismo que resultan estresantes. Esto entonces impacta en el estrés que sentimos en nuestros cuerpos. Volviendo al momento presente sintiendo las sensaciones en nuestros cuerpos y volviéndonos conscientes de nuestra respiración nos brinda una pausa del constante tráfico en nuestras mentes. 

Como se dice: Con aquello que puedes respirar, puedes estar. 

Publicado el 27 de abril de 2015 por Jodie Gien. Artículo original: http://www.wellbeing.com.au/blog/3-easy-ways-mindfulness-can-help-your-kids-cope-stress/

Traducción: Lauren Bardisa Ezcurra, dibujos Ester Argiles Jarillo